.

enenenen

 

 

SANAA. Apartamentos Okurayama

Jan 2nd 2011
No Comments
responder
trackback

Nuestro viaje a Japón comenzó con el que en 1930 realizó Bruno Taut para escribir su libro “La casa y la vida japonesa”, y si el viaje nos llevó a lugares que aún explican espacios tradicionales como los que visitó, queríamos hacernos la misma pregunta que él hizo hace casi 80 años: ¿Como es hoy la casa japonesa?, ¿como habitan los japoneses?. Averiguar si lo que en Europa se publica como vivienda contemporánea conserva algún rasgo tradicional, si responde realmente a los modelos residenciales más comunes, o simplemente forman parte de imágenes descontextualizadas fabricadas por y para la publicidad editorial.

Lo que nos encontramos en nuestras visitas a diferentes casas, en distintos contextos urbanos y rurales, es una reducción de espacio, una mezcla entre la necesidad que impone la extensa jornada laboral y la que aportan las costumbres familiares, en las que perviven los espacios de relación y las habitaciones sobre la base del tatami, y la compartimentación del baño con un espacio para desvestirse y otro de aseo. A pesar de la reducción del espacio residencial, en las grandes ciudades aún se mantienen espacios previos de entrada entre la calle y el recibidor, y tránsitos entre el lugar de reunión familiar y las habitaciones. No son tan complejos en sus juegos de sombras y alturas como los que aún se encuentran en viviendas tradicionales, pero conservan el tránsito entre diferentes privacidades.

Incluso en nuevos apartamentos, como los Okurayama de SANNA, las reglas entre el espacio privado del jardín y la calle se mantienen disociadas, a pesar de ser el límite un bordillo que visualmente no interrumpe la visión del patio. Al interior, los apartamentos responden a la necesidad de reducir espacio en un contexto de alta densidad, ganando ventilación y luces, y aún así se realizan los tránsitos entre las piezas adelgazando y ampliando la forma de la casa. En ese contexto ni siquiera la forma del bloque es extraña, a pesar del conjunto de viviendas a varias aguas que lo rodean cubiertos con teja. La artificialidad de esos barrios periféricos admite estos juegos de altas y bajas densidades en los que la fachada apenas se significa, porque la calle tiene una dimensión mínima, sin aceras ni otros espacios de relación.

Apartamentos Okurayama. SANAAfrom edicions espontaneason Vimeo.

En Europa sorprende lo reducido del espacio habitacional de las casas japonesas y la combinación de los elementos de su programa residencial, cuando aquí estamos hablando de extender ciertos usos residenciales del bloque de viviendas fuera de los apartamentos, o incluir los comportamientos de las nuevas estructuras familiares, en Japón esa búsqueda expansiva es introvertida, causada por un contexto muy humanizado. En las nuevas propuestas de arquitectos como Sou Fujimoto, Kazuhiro Kojima, Shigeru Ban, o estas de Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa (SANAA), la aparente complejidad del reparto de estancias de la casa disgregándolo, extendiéndolo sobre la parcela, reduciéndolo o combinándolo para manejar la intimidad de los habitantes en espacios reducidos y múltiples, es el resultado de la necesidad de apropiarse de un espacio en condiciones muy limitadas de habitabilidad. Se adelgazan las paredes, se abren grandes huecos o se eliminan las puertas para que pequeños cubículos ganen visualmente el espacio de la calle o de otras partes de la vivienda, ensanchando así su percepción. Cuando se recorre en tren esas periferias extensas de baja densidad, o incluso en pequeñas villas o aldeas, uno se explica la aparente normalidad de esos proyectos, nacidos de la necesidad de una convivencia masiva.

CASA MORIYAMA. SANAA

CASA EN UN HUERTO DE CIRUELOS. SANNA


, , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Envia un comentario:

SANAA. Apartamentos Okurayama

EE funciona bajo Wordpress. Theme unstandard modificado y traducido por pgfernandez.es